Recomendaciones para que tus vacaciones de Invierno estén protegidas-

Las vacaciones de invierno son un momento muy esperado por muchos de los argentinos; donde se presenta la posibilidad de viajar dentro del país para hacer un corte al año y recargar energías para continuar el segundo semestre.

Todo viaje trae consigo muchas emociones y ansias por quienes están por emprender el viaje. Igualmente hay varios factores e imponderables que pueden llegar a ocurrir y que por lo general no contemplan los viajeros.

Antes de salir de viaje y recorrer las diversas rutas del interior del país, hay que tomar ciertas precauciones para que viajar sea seguro, y las vacaciones no se estropeen a causa de un accidente.
Llamamos accidentes a aquellos hechos que ocurren por imprudencia o negligencia nuestra o de otros. Hay múltiples factores relacionados con el aumento de incidentes al viajar, entre ellos se encuentra el destino elegido, su geografía y cultura; legislación de destino; accesibilidad a los servicios médicos; uso de vehículos de distintos tipos, y diferentes a los que usamos en origen; hábitos y conductas del viajero fuera de su domicilio (muchas veces más arriesgados); el clima; la edad; capacidades específicas, entre otros factores.

Sobre todas ellas, la conducta referida a los hábitos de prevención, tiene un peso muy importante.
Por estas razones, antes de viajar, toda persona debería:

•             Aprender las condiciones geográficas del destino elegido
•             Ver un doctor antes de viajar
•             Pensar acerca del estado de salud
•             Pensar en la protección de un seguro de viaje

Tipos de accidentes vehiculares:

Al momento de sufrir accidentes o traumas en accidentes vehiculares, hay mucho para pensar sobre su prevención, en función de los tipos de vehículos, ya sea conduciendo o siendo transportado:

  1. Conduciendo automotores
  2. Conduciendo motos o bicicletas
  3. Como peatón
  4. Viajando en aeronaves livianas
  5. Viajando en botes o barcos

Accidentes de tránsito en las calles: prevención

Para prevenirlos, una de las primeras medidas a adoptar es estar informado sobre las características de las rutas y caminos, las normas de tránsito propias del lugar, como así también los tipos de vehículos permitidos. Sumado a esto, es importante mantenerse siempre atentos y conducir con prudencia.

El 90% de los accidentes son “previsibles y se podrían evitar” si se siguieran las recomendaciones básicas de seguridad destinadas a minimizar los riesgos en carretera. Éstas implican primeramente el respeto hacia el resto de los conductores, para evitar “conductas agresivas al volante y hacia el resto de vehículos”.

Los resultados de los accidentes de tránsito son casi siempre efectos muy graves en la salud, principalmente en la cara, cuello, columna vertebral, abdomen y piernas. Cuando un automóvil avanza a gran velocidad, y sufre un choque, en pocas décimas de segundos, la persona puede tener lesiones gravísimas que le comprometen la vida.

Causas más comunes de accidentes:

  • Consumo de alcohol
  • Conductas más desenfadadas que en el lugar de origen
  • Desconocimiento de las condiciones de las rutas
  • Desconocimiento de las reglas de tránsito
  • Oscuridad
  • Lluvia
  • Congestionamiento del tránsito
  • Poca visibilidad en bocacalles
  • Semáforos con desperfectos

Recomendaciones básicas al conducir:

Las recomendaciones básicas se centran en no consumir alcohol, sobre todo en personas que tomen medicamentos, ya que el alcohol representa “un porcentaje muy elevado” del causante de siniestros que se registran en los trayectos cortos, sobre todo en épocas vacacionales donde confluyen gran número de personas en muchas localidades.

El cansancio también influye de manera determinante en la capacidad de reacción de la personas, por lo que es recomendable que cada dos horas de conducción se realice un descanso de unos 10 minutos, ya que el conductor debe ser consciente de su somnolencia. Esta causa está directamente asociada con los accidentes más graves, con salidas de la vía y con vuelcos.

En los conductores de motocicletas y bicicletas es vital el uso del casco y su correcta colocación, ya que en algunos casos la gente “se pone el casco por encima para evitar la multa y no para evitar posibles lesiones craneoencefálicas” resultantes de un accidente.

Antes de manejar un vehículo, propio o alquilado:   

  • Revise automóvil antes de emprender el viaje: tren delantero, frenos, luces, dirección, estado y presión de los cauchos (incluyendo el caucho de repuesto), agua del radiador, niveles de aceite de la caja y del motor.
  • Equipe el vehículo con: neumático de repuesto, cricket, llave de cruz, juego de llaves, balizas, cables auxiliares.
  • Revise el cinturón de seguridad y úselo durante el viaje.
  • Durante el viaje no coma en abundancia, es mejor ingerir alimentos de fácil digestión.
  • No use el teléfono celular mientras se conduce
  • Los niños deben ir en el asiento trasero, los más pequeños en sus asientos especiales, las madres con bebés de meses deben ir atrás.
  • Conduzca a la velocidad señalada y si llueve, disminuya la velocidad
  • No es conveniente pasar a otro automóvil sin estar seguro de hacerlo sin peligro.
  • Se deben obedecer las señales de tránsito, cuya finalidad es resguardar la vida de todos. Y respete por favor las velocidades máximas informadas para la región.
  • Lleve un botiquín.
  • Tenga vigente el permiso de conducir nacional, así como otro internacional (si es que el país lo requiere) y disponga de un seguro del viajero que incluya cobertura médica en caso de accidente vial
  • Infórmese sobre las normas oficiales y las “no oficiales” que rigen en la ruta en el destino donde usted viajará (por ejemplo, tocar la bocina o hacer señas de luces antes de adelantarse a otro vehículo).
  • Evite conducir por caminos desconocidos o sin iluminación.
  • Permanezca alerta ante la posibilidad de animales sueltos que se atraviesen en el camino

En caso de visitar destinos de nieve, es importante además, tomar medidas de prevención de riesgos ya que es la mejor defensa contra las condiciones extremas de frío y los riesgos de ese ambiente geográfico. Preparándose adecuadamente, reducirá la posibilidad de problemas relacionados con el clima.

Si viaja en auto a áreas nevadas:

  • Escuche los pronósticos de clima antes de viajar.
  • Si hay condiciones de baja visibilidad, deténgase.
  • Evite conducir en calles cubiertas de hielo, sobrepasar a otros y transitar por puentes si fuera posible.
  • Si va a conducir por caminos nevados, lleve cadenas y un celular.
  • Avise siempre a alguien tu destino y cuánto es el tiempo estimado de llegada. Pídeles notificar a las autoridades si notan que te demoras en llegar.
  • Revise el auto antes de salir.
  • No tire agua caliente en el parabrisas para eliminar la nieve o el hielo, se puede romper bruscamente.

Cabe destacar a su vez, que aquellas personas que visiten climas fríos, deben además tener otros recaudos muy importantes para el cuidado del propio del cuerpo dado que las condiciones son muy extremas. Tenga en cuenta que quienes presenten problemas circulatorios, problemas coronarios, hipertensión, con las glándulas tiroides o antecedentes de lesiones en la piel ocasionadas por el frío; es muy importante que le presten particular atención. Para ello, es necesario visitar previamente al médico para recibir las recomendaciones específicas de acuerdo al estado de salud.

Una solución básica es que para cualquier actividad en la montaña es ideal elegir una vestimenta que mantenga nuestro cuerpo seco evitando la condensación del sudor. Es aquí donde surge la teoría de las tres capas, en la que con solamente la combinación de tres prendas de ropa se crea un pequeño microclima para proteger el cuerpo de las inclemencias meteorológicas y del sudor, y así evitar sentirse incómodo. Lo mejor de esta teoría es que se puede aplicar a cualquier tipo de deporte que se realice, ya sea senderismo, montañismo, alpinismo, ski, snowboard, mountain bike, etc; o incluso motociclismo, ya que el fin es protegerse del tiempo meteorológico.

Sea cual sea el destino, recuerde ser siempre precavido. Es una época en donde mucha gente se traslada en busca de un pequeño descanso, es por esto que la recomendación es disfrutar y evitar cualquier situación de riesgo; uno nunca sabe cómo puede terminar.

0 Comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

CONTACTO

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Enviando
Powered by ASSIST CARD

Inicie sesión con sus credenciales

o    

¿Has olvidado tus datos?

Crear cuenta