¡No necesitas ser millonario para viajar! Cómo armar un plan para viajar más y mejor

 

Muchos dicen que sólo los ricos son los que pueden darse el lujo de viajar, que es muy caro y que necesitas muchísimo dinero para salir de la ciudad dónde vives y explorar el mundo.

Yo puedo decirte que no es verdad y además que ¡No necesitas ser rico para viajar! Yo viajo mucho desde que tengo 18 años y aún no estoy ni cerca de ser millonaria (aunque me encantaría!)

 

Mis viajes comenzaron de muy pequeña, y mis primeros viajes sola fuera de Chile comenzaron apenas cumplí los 18 años. En esa época era estudiante y no precisamente rica. En aquella época trabajaba como garzona en eventos,  hacía masajes y “pituteaba” (expresión chilena que indica hacer pequeños trabajos a través de alguien que conoces) en cuanta cosa encontraba.  Como nunca me gustó comprar “muchas” cosas, la mayor parte del dinero que reunía en esos trabajos (costumbre que tengo hasta el día de hoy) la ahorraba con un solo objetivo: Viajar.

 

Una de las preguntas que recibo más frecuentemente es justamente acerca de este tema y de cómo o qué hago para viajar tanto.  Puedo decirles que no he recibido ninguna herencia, ni aún me he vuelto rica.

 

Determinar el objetivo

Cuando tienes tus objetivos claros es mucho más fácil lograrlos que si no sabes lo que quieres lograr. Cuando decidí que mi mayor sueño era viajar emprendí un plan de vida lo más austera que pude, lo que significó ahorrar en muchos ámbitos y en no gastar dinero innecesario.

Es impresionante lo que puedes llegar a gastar mensualmente en fiestas (especialmente en alcohol y cigarrillos) por lo que intento salir lo menos posible cuando estoy en plan de ahorro. Muchos me dirán ¡Pero eso es aburrido!

 Todo es un asunto de prioridades.

Si para ti viajar es una prioridad como lo es para mí, entonces podrás prescindir de todas aquellas cosas en las que gastas tu dinero cada día y que podrían significar tu próximo ticket a Asia. Si viajar no significa algo importante y prioritario claro que será mucho más difícil ahorrar y no comprar esa ropa interior carísima de aquella marca de moda.

Si realmente piensas que es muy caro viajar, entonces, por qué no consideras cara esa ropa de marca en la que gastas muchos de tus ingresos? ¿O en todo lo que valen esos maquillajes y perfumes? ¿O lo que gastas en salir a comer varios días de la semana?

Si no ganas todo el dinero que quisieras en tu trabajo actual se puede hacer un plan de ahorro y al cortar todos esos gastos que no son tan necesarios puedes ahorrar en un año el dinero suficiente para viajar a casi cualquier lugar del mundo, incluso viniendo de un país sudamericano del que yo vengo y no teniendo grandes ganancias de dinero.

 

No esperes el momento perfecto para viajar

Si hay algo que he aprendido con mis años de vida, y algo que es aplicable A TODO en la vida, es que si esperas el momento perfecto para lo que sea, ese día puede que nunca llegue.

Por muchos años calculaba cuánto era el dinero que debería reunir para ir a India, cuántos días estaría y cuánto sería lo que iba a recorrer. Sabía el nombre de cada ciudad que quería visitar y cada plato que quería comer, hasta que, ¿sabes lo que sucedió? Comenzaron a pasar los años y aquel momento nunca llegó! Porque eso es lo que habitualmente sucede en la vida y ese momento perfecto en tu mente ¡puede ser muy distinto en la vida real!

Mi viaje a India resultó ser maravilloso y totalmente fuera de mis planes, y estando allá me di cuenta de que podría haber seguido eternamente esperando aquel omento perfecto y hubiesen pasado muchos más años antes de viajar a mi destino soñado.

Somos nosotros mismos quienes nos ponemos impedimentos y barreras para lograr nuestros objetivos, muchas veces por miedo, por falta de experiencia o inseguridad. Muchas veces, según como yo creo: por escuchar demasiado la opinión de los demás.

 

Trabajar mientras viajas

Si tienes algunas habilidades es posible trabajar mientras viajar y mantener un flujo de dinero.

Son muchos los que viajan enseñando idiomas, siendo el inglés y el español muy cotizados en varios países como segundo idioma.

Actualmente muchos hostales realizan un intercambio de tus horas de trabajo por hospedaje y comida, pero ojo con eso, muchas veces el costo de una habitación es mucho más barato de lo que costarían esas mismas horas de trabajo. Calcula bien que sea un trato justo y que no signifique sólo un beneficio para el Hostal.

Existen numerosas páginas de intercambio de hospedaje a diferentes niveles, de la que yo más he participado es de Couchsurfing, y si bien no es un sitio sólo para encontrar un lugar gratis dónde dormir, es maravilloso para encontrarte con locales y generar contactos y oportunidades en la ciudad donde quieras viajar. He encontrado muy buenas oportunidades de trabajo a través de quienes he conocido en alguna de estas redes.

 

Lo peor es no intentarlo

Muchas veces dejamos de intentar cumplir nuestros sueños. La rutina puede consumir hasta al más motivado y las diferentes circunstancias en la vida van influyendo en nuestro estado de ánimo. Puedo dar fe de cómo la rutina consume y es muy fácil caer en el círculo de ganar dinero-pagar cuentas y perder el foco de nuestros sueños.

Cada historia de vida es diferente y tengo muy claro que muchas veces hay realidades que hacen más difícil poder lograr el objetivo de viajar. Situaciones de pobreza extrema por supuesto harán que sea mucho más difícil ahorrar para pagar por un pasaje, pero incluso en esos casos hay muchos que lo intentan y son los viajeros más respetables que conozco, haciendo dedo a todas partes y trabajando en lo más impensado.

 

Igualmente, siempre vuelvo al tema de las prioridades, no para todos viajar es importante y es igualmente válido el no sentir la necesidad de explorar y moverse más allá, pero si eso es lo que mueve tus más profundos sentimientos de felicidad o realización entonces no puedo más que decirte: Por favor inténtalo y no te quedes en la idea que de que muy difícil o no es posible.

 

Soy una convencida de que el ser humano puede lograr lo que desea si realmente se lo propone.

 

El principal impedimento está en lo que nosotros creamos que podemos hacer, o que podemos tener. Si piensas que viajar por el mundo es sólo para ricos y tú no te consideras rico, entonces, probablemente no viajarás más allá de la puerta de tu casa.

Hay veces en que para lograr lo que tanto sueñas tienes que arriesgarte. Alguna vez escuché o leí que, si tu mayor sueño no te llega a asustar un poco, entonces ese no es realmente tu sueño.

 

Claramente la vida en viaje no es para nada más fácil que una más tradicional, pero es con lo que yo vibro y sueño…cada uno tiene los suyos y debiera al menos intentar acercarse a hacerlos realidad, si no  ¿para qué tenemos todas las herramientas en esta vida? Yo creo que es para al menos intentarlo.

 

0 Comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

CONTACTO

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Enviando
Powered by ASSIST CARD

Inicie sesión con sus credenciales

o    

¿Has olvidado tus datos?

Crear cuenta