MSC Divina. La Dolce Vita a bordo

El objetivo real del viaje era tener que estar en Miami justo a tiempo para poder embarcar en el MSC Divina. Uno de los cruceros más nuevos de los 12 que conforma la flota de MSC.
Para tener idea de las dimensiones de esta verdadera ciudad flotante hay que ver algunas de sus impresionantes medidas.
Eslora 332,99 m
Manga 38,01 m
Puntal 66,81 m
Calado 8,29 m
Cubiertas 18 de los que 13 son para pasajeros
Propulsión Diésel-Eléctrica
2 hélices
Potencia 40 000 kW
Velocidad 23,7 nudos (43,9 km/h; 27,3 mph)
Tripulación 1370 personas
Capacidad 3959 pasajeros

Es un barco realmente impresionante. Para poder tomarle una foto en la que se pueda captar punta a punta hay que estar muy lejos del barco e igualmente sigue siendo enorme.
A bordo del MSC Divina.
 
Salir en crucero desde Miami, ciudad que se auto denomina capital internacional de  los cruceros, puede que sea un poco decepcionante, si uno espera tener un efecto WoW, del tipo llego al puerto y me encuentro frente a frente con la mole.
Nada cercano a eso.
La terminal de Miami es lo más parecido a un aeropuerto que se puedan imaginar. De hecho es una inmensa infraestructura que tapa por completo la vista de los barcos. Una vez que se está adentro y luego de pasar por varias medidas de seguridad y el proceso habitual de embarque en un crucero; que comparado con nuestra experiencia anterior en el Ocean Dream de Pullmantour fue rápida y ordenada. Se entra en una manga muy parecida a la de embarque en un avión y listo. Ya estás adentro del crucero. Así que la única forma de verlo antes de subir es cuando se va a la terminal desde South Beach y se cruza el puente que lleva al Downtown.
Lo que sí vale la pena de salir en un crucero desde Miami, son las hermosas vistas que se pueden tener de la ciudad de noche desde las cubiertas más altas del MSC Divina.

TIP 1: Embarcando en el Puerto de Miami.

El taxi desde South beach hasta la terminal de crucero cuesta aproximadamente entre 28 y 32 dólares dependiendo donde estén en South Beach,
¡Cuidado al llegar a la terminal! Las valijas se dejan a personal de puerto que se encarga de embarcarlas y se las recibe en la habitación. ¡Pero cuidado! Este personal pide propinas, que en el uso  y costumbre es de 1 dólar por valija; pero también te pueden pedir más y de forma intimidante.

TIP 2: Sobre las bebidas a bordo.

Antes de hacer el crucero leímos mucho sobre las dudas acerca de si había bebidas a bordo o no de forma gratuita. Así que nos pareció que valía la pena aclararlo. En los restaurantes Buffet Agua, Café, Te, Jugos están incluidos.También los helados soft desde las 12 hasta las 17 en la cubierta 14 donde están las piscinas. En los restaurantes de la noche el agua está incluida.

Tip 3: Sobre los Packs de Bebidas.

Hay varios y combinan varios tipos de bebidas, Gaseosas, Licores, Cerveza, cafés etc. La realidad es que según nuestra experiencia; es mejor comprar a medida que se tiene ganas de tomar algo dado que las bebidas son accesibles. En marzo de 2015 las gaseosas salían 2,50 dólares, la copa de vino desde 5, los tragos 7,  etc.

Después de pasar por la manga se llega a la cubierta de embarque, la cual no dice mucho y da acceso a los ascensores que llevan a las distintas cubiertas de pasajeros. Como las habitaciones están listas recién a las 15, lo usual es ir al restaurante Buffet a comer o tomar algo. El primer efecto WoW ocurre al descubrir que se está entrando en un ascensor vidriado que al ir subiendo va mostrando panorámicas de los majestuosos lobbies – Tiene varios pisos – de acero y cristal del MSC Divina. Una primera impresión difícil de olvidar.

MSC Divina. Un Barco grande y complejo.

¿Ya habíamos dicho que el MSC Divina es enorme no? Bueno, Es realmente enorme, y difícil de recorrer. Tiene una distribución compleja en las cubiertas; de forma que para ir del teatro a un bar o de una zona de entretenimiento a un restaurante hay que pasar en el medio por zonas de habitaciones. Al margen de esto que no es una contra en si misma, hay que saber que si quieren conocer el barco de punta a punta hay que tomarse su tiempo y que no es para nada anormal estar en el último día de crucero y darse cuenta que no habían estado en ese lugar en particular.

La Dolce Vita.

El título de este post habla de esto. Además del homenaje a Sofía Loren, Madrina del barco. Todas las áreas comunes del mismo están decoradas con muestras fotográficas de época de la  Dolce Vita en el Cinecittà Romano. La decoración del barco no le va atrás y realmente uno siente la atmósfera cuando recorre este impresionante crucero.

Y así se pasaron las primeras horas hasta la partida del Crucero rumbo a Philipsbourg, Saint Marteen, lo cual iba a llevar dos días de navegación. ¿Es mucho dos días de navegación?¿Son soportables?¿Son tantas horas como para comenzar a ver el lado malo del glamoroso MSC Divina?

Todas estas preguntas las dejamos para la próxima entrega que también incluirá la recorrida por Saint Marteen.

Les dejo algunas fotos del MSC Divina incluidas las del camarote con Balcón.
¡Nos estamos Leyendo!

1 Comentario
  1. […] la Primera parte del diario, conocíamos al MSC Divina y el recorrido que estaba a punto de tomar partiendo del puerto de […]

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

CONTACTO

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Enviando
Powered by ASSIST CARD

Inicie sesión con sus credenciales

o    

¿Has olvidado tus datos?

Crear cuenta