Miami Beach. Más de lo que esperaba II

miami mas de lo que esperaba

MIAMI BEACH. HACIENDO PLAYA.

Antes que nada, voy a aclarar que en los 7 días que estuvimos de paso por Miami Beach, la playa no fue la principal actividad. Solo estuvimos una mañana y un día casi completo sobre el final de la estadía. Dado lo cual, la visión es bastante parcial pero no por eso escasa de información.

Miami Beach

 

El primer dato que hay que saber es que hay kilómetros de playa para caminar. Para donde dé la vista, tanto al norte como al sur, Miami Beach tiene muy buenas playas. No solo largas sino también anchas; de forma que los edificios en la línea costera nunca dan sombra.

El agua es muy limpia y transparente, y si bien estaba un poco fría; lo cual en parte es lógico ya que siendo 6 de marzo todavía es invierno. Un rápido remojón y ya se está a tono para soportar los 29 grados al sol del fin del invierno.

Una semana antes del arrivo llegó a hacer 4 Grados a la noche, es decir, que si vienen temprano en marzo pueden encontrarse con que hace frío. No se desanimen. Vayan de compras o hagan el city tour.

PLAYA Y DEPORTE EN MIAMI BEACH.

Entre la playa y Ocean Drive, famosa calle de Miami Beach repleta de restaurantes, bares, pubs y hoteles está el paseo de la playa. Ideal para los que gustan correr cerca al mar o hacer otro tipo de deportes; ya que entre la calle 14 y la 5 el paseo de la playa se funde con el Lummus Park.

 

Miami Beach

En este parque además, hay áreas de servicios públicos como baños, canchas de voleibol y básquetbol. De todas formas, creo que los que más disfrutan del paisaje costero del Miami Beach son sin duda alguna los runners; debido a la extensión y verde que rodea la costa. De hecho, hay tanto verde que desde Ocean Drive es imposible ver el mar. La única forma de ver el mar desde Ocean Drive es alquilando o siendo propietario de algún departamento en los edificios cercanos a la costa.

Miami Beach

 

Como resumen, y dado que solo estuvimos por la playa en la zona cercana al hotel; las playas de Miami Beach pasan el test de cualquier beach lover. Sin llegar a ser las típicas playas del caribe o el Atlántico Cubano. No hay duda que se puede hacer buena playa.

¿Y SI EL CLIMA NO ACOMPAÑA?

Si leyeron algunos de mis otros diarios; sabrán que soy un asiduo al Big Bus o City Sigthseeing tour. El cual es una excelente opción para conocer rápido lo más destacado de una ciudad. Sobre todo por la modalidad Hop On – Hop Off. Miami no es la excepción y cuenta con 2 compañías que realizan dos recorridos. Uno por South Beach y otro por Downtown y los barrios más destacados de la ciudad. el ticket se puede comprar por dos días; dado lo cual  pueden conocer detalladamente y sin apuro la playa y la parte continental de la ciudad. Definitivamente hay que bajarse a recorrer Coral Gables y Little Havana, dos posibilidades que nos da el HopOn HopOff.

Miami Beach CitySightSeen Tour

Este tour también puede comprarse con el barco que recorre las islas artificiales de Miami y las casas de los famosos. en caso que les interese.

En resumen, con o sin playa lo anterior es una de las cientos de posibilidades de Miami y sus alrededores. En la próxima y última entrega nos metemos con la parte bizarra de la capital latina de Estados Unidos; recorriendo Ocean Drive, Whasington Avenue y la asombrosa fauna local de Miami Vice.

Coral Gables - Miami

 

Coral Gables - Miami

Después de haber recorrido durante siete días Miami Beach en plan de paseo urbano y compras. Me quedaba por contarles sobre la parte bizarra y sorprendente de esta ciudad en donde te puede pasar de todo menos aburrirte.

Hermosamente Freak

Lo primero que se te cruza por la mente al caminar un rato en la ciudad, es que nadie mas raro puede aparecer después de ese último que viste con medias, ojotas, camiseta de hockey y un peine de permanente pegado en la cabeza. Te das vuelta y ¡Pow! Alguien directamente salido de la cantina de Mos Eisley se te cruza justo adelante.

 

 

Si me piden que se los describa, diría que es una serie o película de Hollywood en tiempo real. La capital del cliché sin duda alguna, donde Rappers; Hipsters; Trendys; Homeless, Junkies; Gangs; Latinos que no hablan español o lo reniegan; Norteamericanos que se esfuerzan por hablarlo; Todas las razas todas; conviven temporal o con residencia permanente en una ciudad que tiene un pulso acelerado y relajado dependiendo el momento del día o el día de la semana. La ciudad de los wannabe. Donde podés alquilarle un auto high end a un tipo con aspecto de camorra italiana solo para para pasearte escuchando rap con una rubia con 130 de busto a la derecha y una morocha look-alike Beyonce detrás. Todos recién salidos de un reality de MTV.

Ocean Drive

Salir a caminar por Ocean Drive cuando el sol cae o en la hora punta de la noche es todo otro viaje en sí mismo. luchar  contra una marea humana de camisetas que rezan “Bitch i’m Rich”, “I have money” y demás sutilezas mezcladas con micro, micro bikinis y zapatos hiper recargados de strass con iphones en la mano envueltos en fundas recargados de brillante y oro o su imitación; de tal forma que harían que Steve Jobs se volviera a morir una y otra vez es la regla. Todo al ritmo del rap o el reggaeton. Dependiendo por que bar pases.

 

Todo lo anterior en un marco de decadencia art decó y neón donde todo el tiempo que transcurre es como si estuvieras bajo los efectos del LSD. Y sin embargo es atractivo y estimulante. Y al rato nada más, ya te están dando ganas de sentarte a tomar de una de esas copas de margarita gigante decoradas con cuatro cervezas corona que van volcando su contenido dentro mientras se va tomando el margarita. Demasiado para mi paladar. Afortunadamente también se conoce el Irish Mojito. Una versión más americana del Jameson Ginger Lime, Con Scweppes en Lugar del Ginger Ale.

La gente de Miami y sus estilos

Algo que me llamó poderosamente la atención es la diferencia entre las uptown girls, casi uniformadas en cuanto a estilo. De forma que se podría afirmar ¡Es Norteamericana! y el resto de los mortales. Ni hablar de sus acompañantes masculinos. Mezclando Polo, Nautico y Country; de manual de comedia. Como cuando las familia rica y la clase media tipo Simpson’s se juntan en la boda en American Pie. Definitivamente la realidad siempre supera la ficción en Miami.

Mención aparte para la comunidad argenta, que hace de Miami su hogar desde hace décadas. Es imposible no entrar a un comercio, del rubro que sea y que no trabaje un argentino ahí. Sumemos a los turistas, como quien escribe y tenemos una especie de Mar del plata del norte. Sobre todo después de pasar por Manolo o tomarte un helado en el nuevo Freddo de Lincoln Road – El cual no hace falta recomendar, ya que tiene la misma gran calidad que el local -.

PREJUICIOS FUERA -> I LOVE MIAMI.

Urbana, cosmopolita, Latina como si no estuviera en Estados Unidos pero también norteamericana en estilo y organización.

Ciudad de Shopping, Playa, Running, Foodies, Hipsters, Rappers.

Todo es posible en Miami. Menos que te aburras.

¡Nos estamos leyendo!

1 Comentario
  1. […] un día, los planetas se alinearon. Y me encontré en el Pistarini subiendo a un vuelo con destino al infierno progre. Miami Beach. Ese lugar al que todos critican; pero nadie reconoce que va. Salvo que seas […]

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

CONTACTO

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Enviando
Powered by ASSIST CARD

Inicie sesión con sus credenciales

o    

¿Has olvidado tus datos?

Crear cuenta