MANILA, UNA CIUDAD DIFERENTE.

Manila, es la capital política y económica de Filipinas, está ubicada en el continente asiático, exactamente en la isla Luzón junto a la  desembocadura del río Pásig. Es la segunda ciudad más poblada del país con aproximadamente 2 millones de habitantes en un área de 38,55 kilómetros cuadrados. Pero más allá de eso, Manila es una ciudad absolutamente dinámica,  con marcados contrastes sociales, algunos rascacielos,  llena gente amable y una mezcla cultural bastante pintoresca.

En el siglo XVI, España tuvo gran presencia en este territorio, dejando en él un marcado catolicismo y algunas construcciones emblemáticas que aún hoy permanecen; por otra parte la influencia americana también hizo de las suyas durante la guerra hispano – estadounidense, donde la flota española fue derrotada y Manila paso a manos de los norteamericanos, es así como en la actualidad el inglés es uno de los idiomas predominantes en la región y como si fuera poco, más tarde durante la Segunda Guerra Mundial, tropas japonesas llegaron a Manila y tomaron el control, por lo que la influencia  de China y Japón ha tenido gran impacto en las dinámicas comerciales de la ciudad. Dicha mezcla cultural se ha hecho presente en las costumbres, el dialecto y la gastronomía de su gente.

Manila es una ciudad sorprendente

Por otra parte, debo decirte que ésta no es una ciudad turística como otras que hallas visitado, no tiene calles esplendidas, arquitectura increíble, paisajes apacibles, gran oferta hotelera, lujosos restaurantes, y demás; en cambio sí tiene un caos arrollador que despierta tu curiosidad a cada paso, que te hace girar la cabeza de forma continua y estar más alerta de lo normal porque en un pequeño instante son mil cosas las que a tu alrededor pueden pasar…  su paisaje es diferente, pero no por eso deja de ser realmente sorprendente!

MANILA, FILIPINAS, UNA CIUDAD DIFERENTE.

Manila es sin más, una ciudad viva, desordenada, de una “supuesta” delincuencia de la que te confieso no fui testigo, de un movimiento constante que resulta a veces abrumador (mientras te acostumbras, claro), también con algo de suciedad, carencias y pobreza fácilmente visible, sin embargo la alegría de su gente es inigualable, allí el calor humano se expresa por doquier, sin ninguna reserva y como el dinero escasea las soluciones de vivienda, transporte y todo lo que puedas imaginar son bastante creativas, improvisadas, hechas con las manos y bastante ingenio. Son muchas los detalles que te hacen sonreír en Manila y al mismo tiempo hacen que te des cuenta de lo feliz que puedes ser sin tener el bolsillo lleno.

Manila es una Urbe de contrastes

Es una ciudad que aunque no tiene muchos sitios turísticos, si tiene mucho para ver y fascinarse, los taxis, que no son taxis sino jeeps artesanalmente construidos, son baratísimos, pero nada como un recorrido a pie por esta gran urbe… urbe de contrastes, con enormes edificios como en cualquier otra ciudad, pero muy cerca de ellos, los cementerios se convierten en barrios en los que sus habitantes no guardan el menor escrúpulo y se apropian de estos como si fueran un vecindario más.

En contraposición a ello se encuentra Makati, el área bonita, ésta es la zona financiera con grandes rascacielos y centros comerciales que no tienen nada que ver con el paisaje anteriormente descrito…. Y,  ¿qué te puedo decir? realmente el encanto de Manila es contemplar la cotidianidad y las formas de vida de sus habitantes, siendo estos más interesantes que la propia infraestructura de la ciudad.

No obstante, si viajas a Manila, además de observar su paisaje dinámico y sus contrastantes evidentes, también deberás visitar Los Intramuros y murallas, un área histórica bastante reconocida, allí podrás conocer el Fuerte Santiago construido en los comienzos de la ciudad, en su interior explorar la vida y obra de José Rizal, héroe Nacional que terminó sus días en ese lugar durante la Segunda Guerra Mundial,  recorriendo estos caminos históricos también podrás visitar, la iglesia de San Agustín y la Catedral. Recorrer Los Intramuros a paso lento y tranquilo te llevará alrededor de 2 a 3 horas.

Parque Rizal

Muy cerca de allí te encuentras el Parque Rizal, un lugar para relajarte, disfrutar de la tarde y un paisaje relativamente natural con un gran lago y bonitos jardines que te conducen hacia el agradable malecón de la bahía o el sector conocido como Roxas Boulevar, un lugar para no perderse la increíble puesta de sol.

MANILA, FILIPINAS, UNA CIUDAD DIFERENTE.

Para terminar, cerraré diciendo que  visitar lugares como este, es darte la oportunidad de juzgar el mundo según tus propias vivencias, viajar sin prejuicios y dejarse sorprender por los maravillosos contrastes que te ofrece el planeta… ¿Qué sería del mundo sin contrastes… sin diferencias? La diferencia es simplemente hermosa y especial, te enseña que siempre va a haber más de lo que creías que existía, que las diversas formas de pensar tienen la capacidad de abrir tu mente y nutrir tu espíritu, te ayuda a reconocerte, a verte desde otro ángulo y como si fuera poco te regala un centenar de ¡Woooows! y un costalado de sonrisas.

Daniel Tirado.

Pd: Arriésgate a conocer lugares insospechados y a contar historias diferentes de esas que no cuentan los turistas sino los viajeros de verdad.

“Hazte amigo de gente que no sea de tu edad, conversa con alguien que su primera lengua no sea la tuya, trata de conocer personas que no sean de tu misma clase social… Así se conoce el mundo, así se crece”.

0 Comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

CONTACTO

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Enviando
Powered by ASSIST CARD

Inicie sesión con sus credenciales

o    

¿Has olvidado tus datos?

Crear cuenta