Los Roques. Un lugar mágico e irrepetible

Comienzo con esta, la primera entrega de la Saga de Los Roques, Venezuela. Correspondiente a mis dos viajes. Comenzando por orden cronológico de visita.

Antes de entrar en la historia en sí. Hay algunas cosas que me gustaría aclarar.
  1. Se puede hacer turismo en Venezuela por agencia de viajes. Pero seguramente triplicarán los costos. sobre todo tratándose de los roques.
  2. También podés hacerlo por tu cuenta teniendo los siguientes tips como recaudo y pagar las cosas lo que realmente valen.

Aterrizando en Los Roques con LTA

Tips Sobre el transporte a Los Roques:

Buscar las ofertas aéreas a Caracas en que siempre las hay.
Una vez sacados los aéreos, ir a la Página de LTA (Sí, increíble el nombre, pero funciona bien) y sacar los aéreos Caracas/Gran Roque – Los Roques/Caracas.

Ir a cualquier página de reserva de hoteles o a las páginas de las posadas de Gran Roque y reservar, incluso pagando vía paypal. Transaccionar con Venezuela a distancia, puede tener ciertas complicaciones. Pero la garra que le ponen los hoteleros de la zona seguramente ayudará a sortear todos los obstáculos. Incluso al extremo de que les pueden llegar a reservar sin haber puesto un solo bolívar.

El Aeropuerto de Caracas

Al llegar al aeropuerto de Caracas, si llegan de noche o madrugadada. No salir hasta que sea de día a la terminal de cabotaje. a unos 700 mts. En el mismo aeropuerto van a poder cambiar dólares por bolívares a buen precio. No van a necesitar hacer más nada que sentarse en el patio de comidas del aeropuerto para que les vengan a ofrecer cambiar. Nunca tuve un problema de veracidad de billetes.

Lleven equipaje por menos de 10 kg por persona, ya que la avioneta a Gran Roque no acepta más que eso y el lugar adonde van tienen calles de arena y nadie anda vestido de gala.

Llegamos al aeropuerto internacional Simón Bolívar Maiquetía a las 2:20 am; y nuestro vuelo por Rainbow Airlines salía a las 9:30 am. Nos habían advertido sobre la peligrosidad de salir del Aeropuerto, algo que no comprobamos, por lo que optamos por quedarnos en la planta alta del aeropuerto, donde están los puestos de comida, que por cierto de noche permanecen cerrados hasta las 5 am ¿No se supone que un aeropuerto internacional hay pasajeros internacionales todo el tiempo? Si llegan a Venezuela de madrugada y deben esperar por una conexión están fritos, pueden padecer hambre sed y aburrimiento, ya que todo está cerrado.

Salida de las lanchas en Gran Roque, en Los Roques, Venezuela

A las 5 am cansados de esperar nos dirigimos a la terminal nacional para averiguar si nos podían ubicar en el vuelo de las 6 am en caso de que dos pasajeros no se presentaran.  Igualmente hicimos los aproximadamente 300 mts. que conectan ambas terminales por la calle exterior cuando todavía no había amanecido y nada nos pasó. No parece haber muchos vampiros en Maiquetía :-).

Uno de los famosos cayos de Los Roques

Al subir al bihélice ruso que nos deposito en la isla luego de 35 minutos, con lo primero que se sorprende uno es con la vista del archipiélago desde el aire. Una sinfonía de tonos celestes y verdes en una gama exquisita que ninguna foto o filmación pueden capturar. Sobre todo el impacto que produce la barrera que separa el mar abierto del archipiélago (Ver foto).

Aterrizando en Gran Roque

La primera impresión que se tiene al bajar al pisar la isla, es que se ha llegado a una aldea de cuentos de pirata. las elevaciones que coronan al paisaje más el pequeño pueblito que conforma la parte baja de la isla con sus calles de arena y sus construcciones netamente caribeñas, hacen de Gran Roque un lugar digno de visitar. Un pueblo mágico, donde cada callejón, cada casa, cada posada hacen que compita con el mejor de sus cayos o el sus arrecifes a la par.
Los primeros 6 días de nuestra estadía los los pasaremos en la posada Los Corales (Sin Website Propio) y los 3 últimos en la posada Cayo Luna.

Los bares en la costa. Uno de los fuertes de Los Roques

Callo Francisquí. Los Roques

A 5 minutos de lancha de Gran Roque, Se encuentra el conjunto de cayos Fancisquí, de arriba, de abajo y del medio. La lancha nos dejó en el de arriba, un cayo donde el la gama de colores verde turquesa que lo rodea, se combina con los mangles y las vistas de los otros dos cayos hermanos; con la siempre omnipresente Gran Roque y sus cerros elevándose a la distancia.

Gran Roque, un lugar mágico

Una playa increíble, con el bonus de una piscina natural en su lado norte, con arrecifes de coral ahí en la orilla esperando a ser “esnorqueleados”.
Un sitio pleno de belleza y tranquilidad la cual se vio rota por un grupo de turistas españoles que luego de varias botellas de ron y cerveza, se anduvieron a los gritos por todo el cayo, con una total falta de respeto por la naturaleza a su alrededor, incluyendo regueros de vómito por un amplio sector de la playa (lamentable).

 

Otro elemento importante del paisaje, son los yates y veleros que recorren la zona, los cuales aportan su cuota a la vista general. Al ser un cayo cercano, y una excursión incluida en la mayoría de los hoteles; hay en francisquí una buena cantidad de turistas y locales, aunque no la suficiente como para estar pegados, si buscan la paz absoluta, este no es su cayo, aunque si vale la pena ir y conocerlo.

 

Cayo Francisqui, Los Roques

 

De todas formas y aunque no vayan a otros cayos (cosa difícil, salvo que estén en Los Roques un solo día) Francisquí ya se distingue del paisaje del resto del Caribe, comenzando a darnos esa sensación tan Roqueña de estar más en un lugar similar a polinesia que al Caribe. Aún cuando lo mejor es lo que está por venir.

 

Cayo Francisqui, Los Roques

 

Seguimos en la próxima..

0 Comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

CONTACTO

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Enviando
Powered by ASSIST CARD

Inicie sesión con sus credenciales

o    

¿Has olvidado tus datos?

Crear cuenta