La lucha contra los mosquitos en Machu Picchu: una batalla no del todo perdida

Viajar por el mundo es lo mejor que hay, estamos todos de acuerdo. Pero a veces, puede haber “problemitas” que complican las vacaciones…🤷‍♂️

 

POR MANU GUIJA

 

En mi ultimo viaje estuve en Peru -tremendo país y muy cerca nuestro, por cierto- y tuve una visita inesperada en uno de los lugares mas increíbles que conocí en mi vida: los mosquitos de Machu Picchu.

Las ruinas de Machu Picchu son una parada obliagada en un viaje a Peru. Desde Cusco, se puede llegar haciendo el camino del Inca, en tren o en bus por el lado de Hidroeléctrica. Las opciones son varias, pero eso lo voy a dejar para otro post. Ahora, a lo que nos concierne: los mosquitos, y como combatirlos.

Cualquiera sea la opción que elijas para llegar, hay un personaje que siempre dice presente: el vendedor ambulante. En este caso, de repelentes. (Acá también llega la “viveza criolla”: te los venden a 25 soles (8 uSs aprox). Un afano importante, pero no te queda otra) A pesar de eso, es prácticamente imposible evitarlos; no hay nada que los ahuyente.

 

Mi experiencia en Machu Picchu

 

Para llegar temprano y poder ver el amanecer desde arriba, tuve que madrugar y mucho. Me levante a las 3 am y arranque a caminar por el costado de la vía. Mas de una hora y media en plena oscuridad con una linternita – y un guía, claro- hasta llegar a la entrada. Después de subir algunas escaleras más, inesperadamente, apareció el monstruo. Un espectáculo imperdible escondido en medio de la selva. Cuando llegas ahí y ves eso, entendés por qué la eligieron como una de las 7 maravillas del mundo moderno.

Manu Guija en Machu Pichu
😍-Salimos a las tres para llegar primeros y que no hubiera nadie! El amanecer ahí arriba es un espectáculo increíble. No se lo pierdan cuando vayan!

Una publicación compartida de Manu Guija ✈️🌎 (@manuguija) el

Ver como se va iluminando la antigua ciudadela a medida que va apareciendo el sol es impagable. -¡Valió la pena el madrugón!- Me quede durante varias horas, recorriendo y sacando fotos. El guía me iba contando anécdotas y explicándome cosas que jamás hubiera notado si hubiese ido solo. En un momento, se frenó en una piedra -para mi, igual que todas las demás hasta ese momento-, agarró su celular y lo apoyo arriba. Me acerqué, y estaba abierta la aplicación de la brújula. (?) Lo miro sorprendido y me dice: “¿Creiste que era una piedra cualquiera? No. Con esto los incas median absolutamente todo: el movimiento del sol, el inicio de las estaciones, todo. Era una pieza clave y por eso esta en el medio de la ciudadela y cerca de la casa del monarca”. ¡Tremendo!

Hice el recorrido dos veces (comprando un ticket se puede volver a entrar en el mismo dia!) y me volví caminando a eso de las 12 del mediodía. Pero al parecer, el repelente que me había puesto 8 horas antes había perdido su efecto. Llegué al hostel, me duché y cuando pasé por el espejo, note algo raro…

Sí, fui víctima del ataque feroz de algún mosquito del infierno. “A cualquiera pasar”, dicen. Lo importante es que actué rápido. Pensé en ir a una farmacia pero me acordé que tenia asistencia. Nunca fui tan feliz. Podía llamar o usar la aplicación del cel. Preferí la segunda. Me logueé en un minuto, detallé los sintomas y pasó esto:

 

 

A los 2 minutos (literal: miren el reloj arriba), me llamó un doctor por videoconferencia desde la aplicación; me diagnostico y me mandó la receta.

 

 

Pero la historia no termina ahÍ. Unos minutos después, me escriben desde Assist Card por WhatsApp:

 

 

 

Me llamaron, me preguntaron si estaba en mi hotel y me avisaron que en el lapso de una hora me iban a traer los remedios ¡hasta la habitación!. Un rey. Ni a Ivan De Pineda lo tratan tan bien. ¿No me creen? A las pruebas me remito:

 

 

¡Dos médicos! ¡A la habitación! ¡Y no tuve que poner ni un solo peso más! APLAUSOS. LLANTO. OVACIÓN. ASSIST CARD TE AMO.

 

 

 

 

 

 

0 Comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

CONTACTO

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Enviando
Powered by ASSIST CARD

Inicie sesión con sus credenciales

o    

¿Has olvidado tus datos?

Crear cuenta