¿CÓMO EMPACAR UNA MALETA?

Heyy viajeros, esta vez les voy a dar los principales consejos sobre cómo empacar una típica maleta del mochilero para que ahora si te animes a ponerte el caparazón al hombro, hacer un alto en la rutina y salir a emprender tu propia aventura por el mundo… pues “Así como la vida te dio la capacidad de soñar, también te dio la posibilidad de hacer tus sueños realidad”.

Y empecemos… Sea cual sea el destino al que te dirijas, tu maleta siempre debe estar bien empacada para que se haga mucho más fácil el recorrido, recuerda que tu maleta puede convertirse en tu fiel aliada o el estorbo más grande, esto dependerá del momento de la empacada.

Por esto,  yo te sugiero que no lleves cosas “por si acaso las llegas a necesitar”,  empaca en ella únicamente lo que necesitas para tu aventura, yo sé que al principio todo parece necesario y empacamos la casa entera pero un verdadero mochilero sabe que este es el principal error a la hora de viajar. No es necesario que a tu maleta no le quede ni un espacio vacío, por el contrario, lo que es necesario es llevar un equipaje liviano para el largo recorrido, por esto no lleves prendas de más (existe el aguaita para lavar)  ni lleves cosas que puedas conseguir fácilmente en el lugar de destino.

Por otra parte, es muy pero muyyy importante darle un orden a tu maleta mochilera dependiendo de qué tan frecuente vas a utilizar los artículos que llevas en ella. Como sabes esta maleta es profunda y necesitarás pensar de forma práctica si no quieres tener que deshacerla cada que necesites algo que este en su interior.

Por ejemplo en la parte del fondo yo pongo los artículos que no voy a utilizar durante todo el día como la carpa, algún par de zapatos adicional, o cualquier otro objeto que solo vaya a usar de forma ocasional (eso dependerá de cada viajero), y las cosas más pesadas deberán ir cerca a la espalda en la parte de atrás, de esta forma estarán pegaditas justo a tu centro de equilibrio, así será más fácil cargarlas al mismo tiempo que te evitas dolores de espalda. También hay artículos delgados, pequeños o de fácil manejo que son buenos para llenar los huequitos que quedan en la maleta después de empacar, pero evita que tu maleta quede llena de barrigas por todo lado pues de esta manera será más difícil de manipular.

Algo para no olvidar… Entre tu equipaje hay un elemento muy especial, uno que algunos viajeros no tienen en cuenta a la hora de empacar, “El agua”, Cuando eres mochilero, sabes que es un artículo infaltable pero es uno de los elementos más pesados que uno puede llevar. La mayoría de maletas tienen en la parte trasera y muy cerca a la espalda un compartimento especial, es para llevar el agua y tenerla siempre a la mano, ya sea en bolsa o en un camelback.

Ojo, procura no llevar grandes botellones porque su peso hará que no disfrutes el recorrido como se debe y recuerda siempre empacarla en este lugarcito especial porque está pensado estratégicamente para que allí su peso no te moleste, además de que este bolsillo te permitirá llegar a ella de forma rápida y fácil cuando hidratación en tus recorridos debe ser contante.

Cuando voy terminando de empacar, en los bolsillos pequeños de la maleta, sobre todo en el de arriba suelo guardar todos aquellas cosas que para mí son esenciales y uso frecuentemente, como la cámara, el celular, un pequeño kit de supervivencia con medicinas y lo que creas importante para sortear imprevistos del camino, pero sobretodo MEKATO, este mi fiel amigo y siempre procuro tenerlo cerca.

Finalmente cuando la maleta está cerrada es necesario comprimirla, pues de estar floja te quitaría estabilidad, lo que se traduce en perdida de energía… Para evitarlo, por fuera de tu mochila están unas correítas o reatas, te recomiendo oprimir los lados de tu maleta hasta lograr abrochar estas correas, así va a quedar realmente compacta.

Ahh, y si puedes, mucho mejor doblar la ropa en rollitos, así te ocupara menos espacio. Mira por ejemplo las cosas básicas que si o si llevo a un viaje conmigo, como  lo son mis botas, chanclas, sonidito portatil, sudadera, un jean, un short, y resto de accesorios varios.

Primero organizo todo en el piso y ahí si luego lo empaco…

Y es que la verdad no hay ciencia con ello, solo tener en cuenta y al final de empacada la maleta, quitarle un tercio de lo empacado, como mínimo. Te garantizo que no lo necesitaras, y así tu espalda te lo agradecería también!

Daniel tirado.

PD: Recuerda compartir tus experiencia en la comunidad de viajeros, para que siga creciendo… Recuerda que viajar es la mejor terapia!! 

0 Comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

CONTACTO

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Enviando
Powered by ASSIST CARD

Inicie sesión con sus credenciales

o    

¿Has olvidado tus datos?

Crear cuenta