Día 20: la conversación con Facundo continuó así…

 

“Es impresionante porque caminas al lado de un cerro que no le conoces el nombre, que está ahí cerquita del Everest, y que forma el collado norte con el monte (por supuesto tiene nombre pero yo no lo conozco), y al lado del Everest parece tan chiquitito y tiene como 7200mts. Nuestro Aconcagua tiene 6962mts, así que todo acá esta como fuera de escuadra, los únicos que estamos en escuadra somos nosotros, que somos chiquititos” así describía Facundo su ascenso.

Cuando le consultamos por su estado de salud, al escucharlo con un poco de tos (como podrán oír en los audios) Facundo nos comentaba: “Estamos haciendo este trabajo muy a conciencia. La doctora me examinó la tos, y no la tiene para nada preocupada, ahora solo es hidratarme mucho con mucha agua caliente, y acostarme a dormir”.

Escuchar estas palabras de Facundo nos tranquilizó. Y agregó “tengo que estar agradecido, porque realmente me siento muy bien. Aquí venimos a trabajar fuerte, si quieres lograr a lo que vienes, que es caminar en la ladera de la montaña, visitar el collado norte y llegar a los campos de altura, tienes que trabajar con todo tu cuerpo, te va a pedir todo tu esfuerzo la montaña”.

Mañana la expedición Everest 2016, de la que forma parte Facundo saldrá rumbo al campo avanzado, que queda a 6800mts de altura. Así empieza un “ajedrez con la montaña”, para ver cómo nos vamos sintiendo todos en la expedición, como describe Facundo esta nueva etapa del ascenso. Si las condiciones acompañan y los montañistas se sienten bien se quedarán ahí durante 2 o 3 días aclimatando para luego encarar el collado norte, que ya son 7200 metros de altura. “Mira te digo Collado norte y no lo puedo creer. Pisar el collado norte es la historia misma del Everest para mí, es un sueño cumplido. Si llegamos a poder trabajar con el collado norte, ya vamos a bajar directamente, quizás, hasta campo base para que el cuerpo se oxigene bien. Y en nuestro campo base que está a 5100 mts, vamos a saturar como si estuviéramos en la ciudad, porque vamos a estar muy aclimatados” comentó Facundo.  

Y antes de terminar, cuando le consultamos por nuestra próxima conexión, nos comentó que “la idea después es hacer ya rondas muy largas, y esas son las conocidas rotaciones. Vamos a campo 1 volvemos, vamos a campo 1 dormimos una noche, subimos a campo 2 y regresamos, y así sucesivamente” por lo cual, estaremos atentos al próximo llamado. Nunca se sabe cuándo puede sonar nuestros teléfonos y que sea Facundo para contarnos sus buenas nuevas.

 

“Esto parece un cuento de magia”

0 Comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

CONTACTO

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Enviando
Powered by ASSIST CARD

Inicie sesión con sus credenciales

o    

¿Has olvidado tus datos?

Crear cuenta