Curaçao, buena onda, buena playa, buenos precios

Una de las cosas más impresionantes del recorrido que hicimos por el caribe sur, fue la entrada a través del arco de Curaçao a bordo del Ocean Dream pero definitivamente, eso no iba a ser lo mejor de la cortísima estadía para mi gusto, de esta espectacular isla.

Ahora bien ¿Porqué espectacular? Geográfica y arquitectónicamente, no es muy distinta a Aruba, De las playas no puedo opinar, dado que apenas pude estar una hora en una de ellas, y en cuanto a puerto libre, los precios son algo más ventajosos que en esta. Pero lo que decididamente hace la diferencia, es la maravillosa buena onda de su gente.

Un tip importante sobre los cruceros y Curaçao

 

Cuando se viaja en crucero, una de las bondades que estos nos suelen ofrecer, es la de tener una agencia de turismo a bordo donde contratar los paseos del viaje del día siguiente. La contra, es carísimo y seguramente muy aburrido. Al bajar en Curaçao, encontrarán una variedad de formas de recorrer la isla. De todas ellas la más barata y divertida es la más que conocida “chiva rumbera”, “Guagua” etc. De Irie Tours.

Con un recorrido similar y quizás con menos flexibilidad que los micros panorámicos, verificado por la cara de nuestros compañeros cruceristas que habían contratado el tour oficial al contarles el nuestro, y solo 10 dólares, estarán de paseo por Curaçao a bordo de esta chiva a pura música y baile, y más tiempo de playa que el resto de los tours, compartiendo la misma con la gente del lugar, que se paraba a bailar y bocinear el paso de la chiva por cada manzana de la ciudad. O la gente de Curaçao es fantástica, o el gasto de producción de Irie tours, no justifica los 10 dólares del mismo. Espectacular.

Otra opción de recorrer Curaçao.

 
Si no les interesa mucho recorrer el lugar y quieren recorrer solo las playas, se pueden alquilar scooters o autos para hacerlo, a un precio no demasiado elevado, una parada obvia, pero necesaria es en el museo del licor, donde pueden comprar el internacionalmente conocido licor de Curaçao. El puente corredizo del downtown, es también todo un espectáculo, ya que el mismo se abre para dar paso a las embarcaciones que transitan por el canal de entrada a la ciudad, y la diversión local y de los turistas, es correr hacia adentro del puente para permanecer en el mientras se mueve. Caminar por el Downtown entre sus casas de estilo caribeño Holandés y sentarse en sus numerosos cafés es también algo indispensable.

¡Compras, compras compras!

Otra de las grandes atracciones de Curaçao, es su centro comercial, lleno de negocios de todo tipo, ropa, electrónica, perfumería, lo que quieran, y todo a muy buen precio, harán que sus tarjetas pidan ¡por favor basta! Sin duda alguna Curaçao es el paraíso de la compra.

En resumen, Curaçao fue el punto más alto de todo el recorrido en el Ocean Dream, un lugar del que te enamoras muy rápidamente y en el cual estás pensando en volver apenas lo estás conociendo, sobre todo, si fuiste por tan poco tiempo como nosotros. Les dejo de regalo el video de la entrada en Curaçao, espero que lo disfruten.

Nos volvemos a leer.

0 Comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

CONTACTO

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Enviando
Powered by ASSIST CARD

Inicie sesión con sus credenciales

o    

¿Has olvidado tus datos?

Crear cuenta