PARÍS: Mis Top 5 Consejos para viajar barato

Viajar barato a parís

TOP 5 Consejos para viajar barato a París

“Je t’aime Paris” es quizá una expresión tan sentida y mundial como “I love NY”. París, la ciudad del amor, es sin lugar a dudas uno de los destinos más anhelados y deseados en el mundo. París es una ciudad que evoca arte, romanticismo, amor, cultura, luz, glamour, elegancia. Es cuna de los más reconocidos directores de cine, escritores, pintores, diseñadores y de personalidades que ha aportado al arte y que se han inmortalizado por todos sus aportes.

Sin embargo, al lado de ese perfil de ciudad soñada, anhelada, amada, deseada, también aparece el de la ciudad excesivamente costosa, lujosa e, incluso, inaccesible. Yo ya he tenido la oportunidad de pisar varias veces esta tierrita bendecida y les cuento que no es ni tan inalcanzable como muchos, que ni siquiera la conocen, la pintan.

Todo va en lo recursivos y creativos que podamos llegar a ser y ¡eso sí! En saber que también a veces hay que desacomodarse un poco y priorizar unas cosas sobre otras. Obviamente que si parte de tu plan es irte a dar unas vacaciones de lujos, comodidades, confort, París puede llegar a ser uno de los destinos más costosos incluso del mundo. Sin embargo, como siempre lo he dicho, siempre habrá otras formas de economizar y acá les tiro mis consejos para tratar de ajustar su bolsillo lo más que puedan una vez estén en París e, incluso, antes de su viaje.

Este primer consejo sé que será poco atractivo para los viajeros tropicales o que aman el calorcito de verano. París es una ciudad excesivamente turística (sino es la más, es una de las más turísticas a nivel mundial); sin embargo, ese número de turistas desciende considerablemente para la época de invierno. ¿Qué le vamos a hacer viajeros? Y ese factor ayuda a reducir considerablemente los costos del viaje, pues el invierno es considerada como la “temporada baja” de París (si es que cabe pensar que esta ciudad tiene temporada baja).

El segundo consejo va directamente ligado al tema del hospedaje y, por supuesto, directo al bolsillo. Así que mi consejo es que cuando viajen a París traten de hospedarse en hostales u hoteles que estén ubicados en el centro de la ciudad y que incluyan desayuno. Esto sin duda va a  incrementar un poco el costo pero les ahorrará mucho dinero en transporte y un desayuno que aunque en Colombia o Suramérica puede llegar a ser lo más barato, créanme que no lo es en París.

Mi tercer consejo. La opción de transportarse en bicicleta es además la más económica comparada con los demás sistemas de transporte. De hecho, como en muchas ciudades del mundo, París tiene un sistema de bicicletas que funciona muy bien y que se toma en muchas estaciones. Solo es pagar una suscripción semanal y ¡listos!… No solo para ahorrar dinero, sino para explorar la ciudad en la forma más ecológica y divertida que hay.

París es básicamente una ciudad que alberga una infinidad de museos. ¡No se los pueden perder! Y como este puede llegar a ser un costo alto del viaje, les recomiendo que dentro de su itinerario procuren estar en la ciudad el primer domingo de un mes, pues es el día en que muchos de los museos ofrecen entrada gratis.

Otra cosa importante a tener en cuenta es el pago por el uso del wifi. Se darán cuenta que París es una ciudad en la que le cobran a uno casi que hasta por respirar. Solo por darles un ejemplo, el valor de una comida en un restaurante o café será diferente si lo compran para llevar, si lo consumen dentro del restaurante o en la terraza. Esto es algo que no sucede en muchas ciudades, pero que de cierta manera París por ser tan turística, “puede darse ese lujito” que le cuesta a uno unos buenos euros de más.

Volvamos al punto… Es probable que en el hotel en que estén les cubran el uso del internet, sin embargo en cafés o restaurantes podrían cobrarles el uso del wifi. Así que si están con muy bajo presupuesto pueden comprar un café en un McDonald´s o Burguer King y hacer uso del wifi que estos establecimientos tienen. Pagarán por ello el precio de un café.

En mi viaje a París me di a la tarea de economizar lo más que pude para también permitirme darme ciertos gustos en otras cosas. Esto es algo que hay que tener muy presente. La comida llega a ser el gasto más alto en una ciudad como esta, pues los restaurantes, cafés, bistrós tienen costos altos, sobretodo en la parte más turística.

No dejé de darme uno que otro lujito en un restaurante muy parisino, pero la mayoría de las ocasiones lo que hice fue comprar en supermercados algunos ingredientes que me permitieran preparar algo fácil y no se imaginan el dineral que eso me ahorró.

Y para finalizar… Ojalá sean muy amantes del vino. Más que de las gaseosas y los jugos o el agua. En París, así como en gran parte de Europa, el vino puede llegar a ser más barato que cualquier otra bebida.

Así que viajeros, disfruten su viaje. Lo más importante es siempre el deseo de explorar y aprender, desacomodarse un poco tampoco está de mal y ¡eso sí! como siempre se los he dicho, tratar de actuar y consumir en la forma más local posible. Eso siempre ayuda a amar más el destino y ahorrar  más dinero.

Felices viajes!

Daniel Tirado

4 Comentarios
  1. Adriana 8 1 mes atrás

    Hola Daniel, es fácil alquilar y aparcar las bicicletas en París en cafés y museo? Gracias

  2. […] a Burdeos. Francia tiene de todo y más de lo que uno imagina: su arquitectura, su aire poético en las calles llevan […]

  3. […] cuando llegues ármate un  cronograma para que puedas aprovechar bien el tiempo. Hay mucho, muchísimo por recorrer…¡Un país que no […]

  4. […] si decidís darte una vuelta por San Sebastián ahí te aconsejo que prepares bien tu paladar y te detengas a entrar al mundo de […]

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

CONTACTO

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Enviando
Powered by ASSIST CARD

Inicie sesión con sus credenciales

o    

¿Has olvidado tus datos?

Crear cuenta