Cinco cosas que hacen de Dublin una ciudad mágica

Cinco cosas que hacen de Dublin una ciudad mágica

Hay lugares que se quedan prendidos al corazón para nunca más soltarse. Quizás porque nos devuelven a esos momentos increíbles; producto de una sorpresa inesperada. O quizás, porque simplemente son mágicos.

Voy a reconocerlo. Estaba con nostalgia de Dublin. También puede que sea mi cabeza, que siempre está viajando detrás de una idea o algún nuevo lugar, preparando el terreno para otra aventura. La vedad es que tanto en alguno de los dos casos anteriores como en ninguno. La magia de Dublin es innegable.

Además, y teniendo el editor de WordPress en la palma de la mano y el tiempo muerto viajando para volver a casa ¿Qué mejor forma de exorcizar la nostalgia que escribiendo?  De paso también tenía ganas de retomar esto de contar mis impresiones de viaje de una forma más personal. Así que Dublin, dame algo de tu magia porque ahí vamos.

Más allá de haber llegado para San Patricio. Lo cual habla en parte de los buenos momentos generados. La sensación de querer volver no pasa por ahí. De hecho, es uno de esos momentos que asumo, no les debe gustar ni a los propios Irlandeses. Ver la capital invadida de turistas 7×24 copándolo todo durante los 4 Días de celebración no produce nostalgia de la que vale la pena jactarse. Pero si estos:

5 COSAS QUE HACEN DE DUBLIN UNA CIUDAD MÁGICA.

#1 – El Río Liffey.

Londres tiene el Támesis, París el Sena y Dublin el Liffey. Y es el más lindo de los tres. Sobre todo de noche. Es lo que le da a Dublin esa sensación de Aldea de donde proviene parte de la magia.

# 2 – Los pubs

Pero no los de temple bar (atestados de gente) sino más bien los de O’Connel Street. Y alrededores. Como por ejemplo, el tradicional Bachellor Inn. Es eso que te da la sensación de estar en el lugar preciso en el momento indicado.

3 – Los artistas callejeros.

Desde músicos increíbles de los más variados estilos hasta artistas de la arena. Dublin puede entretenerte con buena calidad y sin gastar un Euro. Siempre y cuando puedas tolerar el frío y la lluvia necesariamente irlandesas. Sobre todo si es invierno u otoño.

4 – El frío y lluvia de Dublin.

¿Habrá algo más Irlandés y a la vez nostálgico que la Lluvia y el frío? Por supuesto, en Dublin. Dos veces nostálgico. Sobre todo en el Ha’Penny Bridge.

5 – El Jameson Ginger Lime.

Frío + Lluvia + Paisaje nostálgico = Noble producto de la Noble Irlanda. El Ginger Lime es un elixir que alegra a los corazones. Y si viene acompañado de una buena banda irlandesa como Darling Music. Mucho mejor. De Irlanda con Amor. ¡Salud!

0 Comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

CONTACTO

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Enviando
Powered by ASSIST CARD

Inicie sesión con sus credenciales

o    

¿Has olvidado tus datos?

Crear cuenta